Mama la libertad

A este post debería haberlo escrito hace dos semanas. Fue cuando con Walter Stäuble (@walterstauble) comenzamos Prohibido Prohibir, nuestro programa de radio que va de lunes a viernes, de 6 a 8 hs., por FM Centro 99.3 y FM Capicúa 92.9. El post hubiera sido una buena manera de sumar un acto promocional más. Pero aprovecho estos minutos y lo hago ahora.


La falta de tiempos de ambos en la previa a la salida al aire hizo que mucho de lo que tiene el programa todavía está en estado "beta", probándose sobre la marcha. Veníamos tan atravesados por otras tareas, que casi todo el armado e intercambio de ideas y archivos lo hicimos vía BlackBerry Messenger, con sólo un par de reuniones cara a cara.

Damos noticias, si, pero sin despersonalizar la puesta al aire. Es un horario complicado (no sólo para levantarse), sino para tratar de entregar algo más que un resumen de títulos. Nuestra intención es hacerle honor al nombre que tan bien nos sonó cuando empezamos a encontrarnos con música y letras para "copetear" las dos horas de la emisión.

La autocensura es un mal muy presente en los medios de comunicación. Factores económicos, políticos, familiares, de influencias, de poder. Todos se aparecen alguna vez para generar la duda o directamente hacer callar sobre ciertos temas. No queremos que eso nos pase. Hacernos cargo de esa postura no es fácil. Tuvimos la garantía expresa de que habría libertad para pensar y decir. Así lo ejercimos en estas dos semanas.

Sabemos que nos falta profundidad, abrir más el espectro de los temas, redondear una propuesta que tenga muchos elementos para hacerla una opción elegible entre las radios locales. Será lo que deba ser.


Publicar un comentario