Ya está en casa la primera bebé de dos mamás casadas


Valeria y Daniela se turnan para auparla. Angelina pide mamadera porque ya es otra vez la hora de comer. Su llanto suave es el centro de atención de una casa chica, pero en la que los corazones son muy grandes. La primera beba nacida de un matrimonio homoparental en la provincia de Córdoba no sabe ni le interesa si es noticia. Sólo quiere tomar su leche y dormir. Los lentes de las cámaras apuntan a ella y sus madres casi no pueden hablar de la emoción.

“Esto es algo increíble. No te lo podés imaginar”, confiesa con la voz quebrada Valeria del Valle Frus. Ella la tuvo en su vientre los últimos nueve meses hasta el martes último, cuando nació Angelina.

“Siempre supimos que queríamos tener un hijo. Lo que ella nos devuelve, no tiene precio”, agrega Valeria, que a sus 36 años sabía lo que implicaba tratar de ser madre primeriza.

Cuando se decidieron por la fertilización asistida, cuentan que se encontraron con rechazos de médicos y clínicas de Córdoba, hasta que dieron con el médico José Ordóñez. “Fue excelente, muy humanizante para nosotras”, agradecen.

La obra social también las acompañó al cubrir todo el proceso de embarazo y nacimiento de Angelina, que ya fue incorporada al grupo familiar junto a las mamás.

La sanción de la ley de matrimonio igualitario les dio un respaldo que faltaba. “Es lo que esperábamos toda la vida. Ahora somos parte de la sociedad y del mundo. Antes no teníamos cabida en ningún lado”, define Daniela Bianciotto (26), la más joven de las dos. Este viernes iniciarán los trámites para inscribirla en el Registro Civil de Villa María, pegada a Villa Nueva, donde pedirán ponerle los dos apellidos maternos para que pueda llamarse Angelina Frus Bianciotto.

Mostrarse y abrir su intimidad es una elección para “que todos vean que somos una familia igual que cualquier otra. Tenemos un trabajo, una casa y ella va a crecer como cualquier otro niño”, asegura Valeria. “Se tratará de darle lo mejor. Los primeros años queremos tenerla las 24 horas con nosotras y luego irá a guardería, a Jardín, y a todo”, completa Daniela. Pero de esas cuestiones se ocuparán más adelante. Por estas horas, las felices madres están pendientes de llenar de mimos a la pequeña Angelina.




Nota publicada en La Voz del Interior, el viernes 18 de febrero de 2011.
Fotos: Lucrecia Valinotti.
Video: Cecilia Pasquini.
Publicar un comentario