Malditos colores

En una reunión con la prensa, el intendente de Villa María se atajó, sin que nadie se lo pidiera, por los colores que se usaron para pintar la remodelada costanera. Debo confesar que, como suelo no detenerme en el lugar y paso muy poco, no he advertido las nuevas tonalidades. Pero ahora veo que en Facebook ha surgido un grupo que dice odiar los colores usados y sus miembros los consideran de muy mal gusto... No sé si será para tanto, pero es notable cómo ha crecido en pocos días la cantidad de integrantes de este grupo.
En una ciudad en la que la construcción de divergencias suele quedar en meras declamaciones, las redes sociales parecen ofrecer una alternativa de expresión para quienes están en desacuerdo con algunas cosas que hace el municipio.
Publicar un comentario