Las Ramonas

Boomp3.com

Esto es lo que le quedó a Ramona como resultado de la "garantía de ubicarla bajo techo" y la "contención" que le dieron después que las topadoras arrasaran con la casa en la que vivía precariamente desde hacía seis años. Ahora vive en una piecita sin luz, agua ni baño en la que tuvo que amontonarse con su marido y dos hijos, gracias a que su suegro se amontonó con sus cosas en la habitación del lado. Cuando fue al Instituto Municipal de la Vivienda para pedir una casa del plan en el que está hace rato anotada le dijeron que tenía que esperar hasta al año que viene, con suerte.

El suyo es el drama de muchas personas y familias que no son dueños de un pedacito de tierra y ahora sufren el avance de la urbanización y revalúo de los terrenos por cosas como la llegada de la autopista o la instalación de un hipermercado. ¿Cuántas otras Ramonas hay en esta ciudad libradas a la suerte de la especulación inmobiliaria?
Publicar un comentario