Todo un ejemplo

Un funcionario que atiende asuntos legales del municipio de Villa María se subió como acompañante a un automóvil que, sin portar la chapa patente reglamentaria, permanecía con su marcha detenida en un lugar prohibido, como es el estacionamiento exclusivo para motos y bicicletas situado en Sobral y Mendoza, frente al palacio municipal.

El autor de este blog, que en la siesta del miércoles salía también del municipio tras escuchar los vaticinios sobre lo bien que nos va a ir a los villamarienses en el futuro, le marcó al funcionario la infracción que ese vehículo estaba cometiendo y le dijo que merecería ser removido por la grúa.

"Nos vamos antes de que venga", fue la respuesta sonriente del hombre, para luego perderse tras los vidrios polarizados del VW plateado. Con el funcionario en su interior, el auto siguió estacionado unos cuantos minutos más en el mismo lugar. Allí donde la policía municipal de tránsito suele remover motocicletas por no portar su chapa patente o labrar actas de infracción a quienes no llevan casco ni documentación en regla.
Publicar un comentario