Un lugar en el mapa


Que las aguas del Ctalamochita no están dentro de lo más saludable del planeta, está bien claro, que de paso sería lo único de claridad que tiene el ex río Tercero. A tal punto bajan turbias las aguas que el 38% de los que votaron una encuesta de este blog las compara con el inmundo lago de Springfield, en el que vierte sus heces el desconsiderado Homero Simpson.

Hubo un 23% que proverbialmente dijo que de ese agua no ha de beber, mientras que otro tanto hizo la de Poncio Pilato y eligió no meterse. Finalmente, un 15% fue un poco más optimista e hizo notar que hay cosas peores. Es cierto que los votantes fueron sólo 13, lo que hace pensar que la mayoría de los villamarienses veranea en las blancas playas del norte de Brasil o algún otro paraíso.

Para tener una mirada abarcativa de la situación del río, se puede leer este informe de la agencia de noticias Inter Press Service (IPS), difundido internacionalmente.
Publicar un comentario