Obligados a conciliar

Luego de cinco días en los que todo parecía destinado a oscurecerse más y más, como el humo de los neumáticos quemados, el conflicto entre Municipalidad de Villa María y el sindicato de los empleados estatales entraría en el corcet de la conciliación obligatoria. La medida fue pedida por el municipio ante la Secretaría de Trabajo, luego que fracasara la conciliación voluntaria convocada anteriormente. El sindicato no se había enterado fehacientemente de nada cuando desde el gobierno local ya se hacía conocer la noticia a los medios. Tampoco en la delegación local de Trabajo se tenía confirmación al respecto. Según el gobierno local, quedó fijada una audiencia para el martes 16 a las 11 horas. El gremio, por su parte, colgó en Internet videos de la marcha del conflicto y que pueden verse aquí, aquí y aquí.
Publicar un comentario