Mujeres sin salida frente a la violencia familar

Una encuesta realizada entre sectores con necesidades básicas insatisfechas demuestra que las mujeres víctimas de violencia familiar se encuentran en una situación de alta vulnerabilidad, exponiendo a madres e hijas ante una falta de salida de un problema de suma gravedad. La mayoría teme denunciar a su agresor o decide tolerar la violencia para no perder el sustento de sus hijos. La desconfianza en la efectividad y rapidez de las respuestas que pueda dar la Justicia también disuade de actuar.
Los datos surgen de un relevamiento realizado por la Asociación para un Desarrollo Social Integrado (Adesin), en el marco de un programa financiado por el Ministerio de Salud de la Provincia. La encuesta se hizo de mayo a julio de este año entre 240 hogares de los barrios Los Olmos, Florida, Floresta y San Antonio.
El objetivo fue obtener información sobre la percepción que de la violencia familiar tienen las mujeres. Un 64 por ciento de las entrevistadas dijo sufrir o conocer mujeres que sufren violencia familiar, y en el 93 por ciento esos casos agregaron que las agresiones son frecuentes.
Esto contrasta con la alta resistencia a denunciar las situaciones. Todas las mujeres consignaron como causa el miedo a nuevas agresiones y un 88,5 por ciento sostuvo que “las denuncias no son tomadas en cuenta”.
En el plano de la violencia sexual, nueve de cada 10 entrevistadas dijo que los casos no se denuncian porque “no creen en la Justicia” y por “la burocracia de las instituciones” (sigue en La Voz del Interior, 5/09/07).
Publicar un comentario