La urna que llegó sin votos

Las mujeres villamarienses que en la elección provincial del pasado 2 de setiembre sufragaron en la mesa 1.550, ubicada en la escuela José Bianco, pueden comenzar a preguntarse a dónde habrán ido a parar sus votos. Es que cuando los fiscales que realizan el escrutinio definitivo en Córdoba abrieron esa urna para dilucidar las dudas y cuestionamientos que había levantado, se encontraron con que estaba totalmente vacía.
Esta urna es una de las 22 que fueron impugnadas por el Frente Cívico y Social dentro del departamento San Martín y está entre las primeras 205 abiertas por orden de la jueza electoral Marta Vidal. Ahora esa cifra se elevó a 440 urnas, y podría crecer.
En el caso que se considerara que la cantidad de votos que representan las urnas cuestionadas podría hacer variar el resultado, unas de las posibilidades es que se realice una nueva convocatoria a votar en esos casos puntuales.
Publicar un comentario