La lluvia obligó a cerrar 63 cuadras

Los barrios de la zona norte de Villa María fueron los que más graves trastornos sufrieron por el aguacero caído ayer durante todo el día debido al hundimiento de calles de tierra que obligaron a clausurar al menos 63 cuadras al tránsito de todo tipo de vehículos. Los inconvenientes se generaron al ceder la tierra que cubría zanjas de la obra de cloacas recientemente realizada en el sector.
Los barrios Felipe Bota, Nicolás Avellaneda, San Martín y Carlos Pellegrini fueron los más afectados, al punto que se quedaron casi sin medios de transporte. Los taxis rehusaban a ingresar por algunas calles y la empresa de colectivos urbanos debió cambiar recorridos ante la imposibilidad de transitar por algunas calles (sigue en La Voz del Interior, 18/09/07).
Publicar un comentario