Conflicto por situación del IMDA

La caída de un portón de hierro y alambre en el patio del Instituto Municipal de Discapacitados Auditivos (Imda) volvió a instalar el miedo entre los padres y madres de los niños que concurren allí, al tiempo que se reavivó el reclamo por lo que consideran es un nuevo incumplimiento por parte de la Municipalidad.
“Hubo un compromiso del municipio y también de los concejales que por esos días fueron a ver la escuela, pero que nunca más volvieron”, recuerda Silvia Rosina, madre de un niño de ocho años que hace cinco asiste al instituto. En ese momento eran tiempos preelectorales en la ciudad. “Estamos cansados y sabemos que somos reiterativos. Pero estamos pidiendo que nos ayuden. Incluso los intendentes vecinos se tendrían que hacer eco del problema porque hay chicos de la región que van a la escuela”, exclamó Rosina.
El 4 de junio se firmó un acta entre los padres, concejales y funcionarios, en la que el municipio estipuló 19 puntos de obra en un plazo de 120 días. Pero no fue fácil para los padres obtener ese compromiso. “Esa noche no querían hacer el acta porque decían que no había papel. Buscaron una hoja de máquina y lo escribieron a mano”, relató con enfado una de las madres (nota completa en La Voz del Interior, 31/08/07).
Publicar un comentario