lunes, 1 de septiembre de 2014

¿Cuál es el problema con citar la fuente?

En tiempos de Internet, es muy difícil rastrear quién publicó primero tal noticia.

A simple vista, esto parece ser una buena oportunidad para poner en práctica el "copy/paste". Es decir, copiarle a otro lo ya publicado -un texto o una foto- y pegarlo en mi sitio de noticias.

Y así, mostrarme ante mis lectores como el dador primario de una novedad que ya no es tal, pero que busco hacerla parecer de esa manera con el truco de no decir de dónde viene esa información. Oculto que alguien hizo antes que yo un trabajo del que me estoy sirviendo, no sólo sin pagarle, sino también sin otorgarle el crédito que merece.

Además del riesgo de que me descubran y quedar en evidencia como un hurtador de noticias, también incurro en el peligro de estar republicando un dato falso o erróneo. Y allí la falta es doble: No soy honesto con mis lectores ni colegas, y difundo una información no cierta.

Si, en cambio, cito la fuente de la noticia, hasta puedo sacarme el lazo de encima si el dato está mal. Fue él, puedo decir, y quedar a salvo de tachaduras.

Sin embargo, creo que toda esta cuestión de citar la fuente resulta para muchos de una honorabilidad perimida. Si el otro tuvo algún mérito, que no se note, parece ser la clave.

Si hay una ventaja que tiene citar la fuente, es que te permite ser triplemente honesto: con el autor, con el lector y con vos mismo.

Y transparenta la cadena de producción de información, que es algo que también hace mucha falta.



domingo, 6 de julio de 2014

Siete

La primera entrada que guarda el archivo de este blog es del 22 de julio de 2007, hace casi siete años por estos días.

No recuerdo si antes hubo alguna otra ya borrada, asi que para este caso vale como la nota fundacional.

Este blog cumple 7 años.

El aniversario lo agarra en una etapa de abandono.

Toda la carga de producción digital estos días está puesto en el portal de noticias Villa María Vivo! Con las otras ocupaciones periodísticas, no hay tiempo para más.

Cada vez que volví para revisar el blog tres un tiempo de alejamiento, fue por que me empujaba una idea nueva.

Y sentía al mismo tiempo la necesidad de modificarle su estructura y estética. Este vez no. Lo miré y me pareció que estaba bien. Por lo que debo concluir que no cambié mucho de ideas desde el anterior posteo, nueve meses atrás.

Cuando un blog cumple diez años se convierte en algo personal, escribió Hernán Casciari en el encabezado de Orsai.

 No voy a esperar tres años más para seguir esa regla.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Con un periodista alcanza

Aún con la prensa de la época al servicio de los totalitarismos gobernantes en Europa, un artículo de un solo periodista contando simplemente lo que vio y escuchó, bastó para derribar montañas de mentiras y confusiones montadas desde el poder.

miércoles, 23 de octubre de 2013

De Memoria sin Tiempo, a tiempo sin memoria


(En marzo de este año escribí este texto, pero recién ahora lo publico, con algunas correcciones.) 


Espacios construidos para evocar la memoria de las víctimas de la represión ilegal de la última dictadura fueron retirados o modificados hasta borrarles su identidad en los últimos años. Las medidas dieron por tierra con una ordenanza que declaraba a Villa María "Ciudad de la Memoria" por la presencia en un sector junto al río de esas esculturas que hoy no están o se los ve sustancialmente alteradas.

martes, 20 de agosto de 2013

Hacerlo a tiempo

El comienzo del juicio por el femicidio de Claudia Rodriguez puso en el estrado judicial uno de los casos más resonantes de violencia familiar ocurridos en la provincia de Córdoba. El cómo, cuándo y dónde se produjo lo instaló de modo impactante en el conocimiento público.